Preservación de Fertilidad

  • Home
  • Preservación de Fertilidad

La Preservación de la Fertilidad ofrece la posibilidad de posponer la maternidad mediante el uso de procedimientos médicos y de laboratorio, en donde a través de la Criopreservación se congelan los óvulos, y se mantienen guardados y sumergidos en nitrógeno líquido luego de una preparación adecuada con medios de preservación especiales para cada caso.

De este modo, estas células se pueden preservar intactas por un tiempo indefinido hasta el momento en el que se desee tener descendencia y pueda utilizarse en un procedimiento de Reproducción Asistida. Se recomienda realizar el tratamiento antes de los 35 años, garantizando así preservar los óvulos de mayor calidad con los que se busca el éxito de la implantación.

¿A quién va dirigido el programa?

El programa va dirigido a pacientes oncológicos y quienes desean retrasar la maternidad.

En el primer caso, los pacientes con cáncer pueden perder su fertilidad en los tratamientos de quimioterapia y radioterapia. Estos son tratamientos muy agresivos que atacan a las células precursoras de óvulos y espermatozoides, por lo que no pueden tener hijos biológicos. En estos casos, se pueden congelar los gametos para evitar tener que recurrir a óvulos o semen de un donante en un futuro.

En el segundo caso, ya que la mujer nace con una cantidad finita de óvulos, que se va reduciendo con el tiempo, la mejor opción si se desea retrasar la maternidad es recurrir a la preservación de fertilidad. A partir de la pubertad, en cada ciclo menstrual, la población de óvulos (reserva ovárica) continúa disminuyendo mensualmente hasta el completo agotamiento, fase conocida como menopausia, sin embargo la fertilidad se afecta hasta 5 años antes.

Con la edad se produce una pérdida de fertilidad femenina y ésta no se puede recuperar. No solo va disminuyendo la cantidad de óvulos, sino también la disminución de su calidad. Esto implica que disminuye su capacidad de ser fecundados, la capacidad de dividirse adecuadamente una vez fecundados y que aumenta la probabilidad de que tengan alteraciones genéticas.

Por lo tanto, la mujer puede preservar su fertilidad cuando es joven y sus óvulos son de buena calidad. Así, puede evitar tener que recurrir a la ovodonación en un futuro.

NOTA: Este programa además de congelar óvulos y preservarlos, también permite hacerlo con semen y embriones. Para ello, es necesario utilizar crioprotectores. Se trata de moléculas que evitan la formación de cristales de hielo, los cuales se forman en la congelación y resultan dañinos para las células y tejidos que se quieren conservar.

congelar-ovulos
congelar-semen

Técnicas de Preservación de Fertilidad

Vitrificación de los óvulos

 Permite posponer la capacidad reproductiva de una mujer el tiempo que desee. Los óvulos maduros conseguidos tras la estimulación ovárica podrán ser criopreservados para usarlos posteriormente. Con la vitrificación de los óvulos las mujeres pueden alcanzar la madurez sin experimentar una disminución significativa en la capacidad para poder embarazarse en un futuro.

Congelación de la corteza ovárica

 Esta técnica permite restablecer la función ovárica, se corta el tejido de la corteza ovárica y se criopreserva mediante la técnica de vitrificación. Luego este tejido se reactiva y vuelve a producir óvulos que se pueden recolectar y emplear en un tratamiento de fecundación in vitro.

Actualmente, este método no está recomendado en mujeres con cánceres de la sangre (tales como leucemias o linfomas) o cáncer de ovario por el riesgo de que en el implante existan células cancerosas.

Preguntas Frecuentes

No hay una edad límite para congelarlos, se puede hacer cuando se desee. Sin embargo, lo ideal es hacerlo cuando la mujer es joven y sus óvulos son de buena calidad. Así, habrá una mayor probabilidad de éxito cuando se haga el tratamiento de fecundación in vitro para tener descendencia.

La calidad de los óvulos disminuye conforme aumenta la edad de la mujer. Este descenso es más acusado a partir de los 35 años por lo que se recomienda criopreservar los óvulos antes de llegar a esta edad. Así, su calidad será mayor y, por tanto, también lo será la tasa de supervivencia y la probabilidad de embarazo en un futuro.

Los métodos de congelación de semen actuales permiten mantener prácticamente intactos a los espermatozoides. Gracias a los crioprotectores que se utilizan y a la congelación rápida que es emplea, se conservan sin sufrir ningún daño y las tasas de supervivencia son elevadas.
Pueden mantenerse congelados durante tiempo indefinido. El método empleado para la congelación permite conservar las muestras sin que sufran daño y manteniendo prácticamente intactas sus características físicas y funcionales.

© ALUMBRAR, primer Centro de Fertilidad y Reproducción Humana Asistida de Ancash con sede principal en Chimbote. ¿Buscando ayuda para lograr el embarazo anhelado? Envíanos tu consulta AQUÍ y te contactaremos lo más pronto posible.