Ecografías en el embarazo

Ecografías en el embarazo

Al inicio del embarazo, una ecografía es importante pues confirma la existencia de un pequeño ser y nos permite escuchar los latidos de su corazón. Igualmente podemos observar si es que se trata de un solo embarazo, gemelar o mellizos. Es por ello la importancia de conocer si todo se encuentra muy bien durante los primeros meses.

Como recomendación se debe realizar como mínimo 3 exámenes ecográficos durante todo el proceso del embarazo. Estos son:

  • Ecografía del primer trimestre: Se puede realizar entre la semana 11 y 14 de la gestación, sirve para poder conocer y observar la posible existencia de algún problema cromosómico que pueda estar padeciendo el feto. Y eso se puede encontrar al momento de observar la translucencia nucal, el cual deberá encontrarse debajo de 95 según el percentil, y no encontrarse en aumento. Pues el aumento en la translucencia nos puede indicar que el feto está teniendo problemas de síndrome de Down, alteraciones cardiacas, etc. También sirve para conocer el tamaño del hueso nasal y es que el 70 % de los fetos con síndrome de Down tienen el hueso muy corto o es inexistente. Así mismo es posible estudiar las arterias del útero durante los primeros meses, pues de esta manera se puede hallar a las mujeres que tengan más riesgo de sufrir Preeclampsia o insuficiencia de placenta.
  • Ecografía del segundo trimestre: Llamada también ecografía morfológica, pues se realiza durante la semana 18 a 22 del embarazo y está dirigida a corroborar la edad gestacional y al  diagnóstico de malformaciones. Y es que en este momento el feto se encuentra casi formado en su totalidad  y las complicaciones que pueda presentar se puedan observar en este tipo de ecografías. Es posible conocer el sexo del fetp aunque con un cierto margen de error.
  • Ecografía del tercer trimestre: Esta ecografía sirve para conocer la posición del feto y cuál será su peso al nacer. Es por ello que mediante una fórmula matemática se puede saber el peso que tendrá. Para eso contamos con las ecografías 3D y 4D, la cual nos permite visualizar al feto en 3 dimensiones, teniendo la capacidad de poder captar el volumen alguno de sus partes como la columna o cerebro o también para poder ver a mayor detalle su rostro y partes del cuerpo y el sexo. O si lo que desea es conocer sus movimientos o gestos del feto en tiempo real puede aplicar la ecografía en 4D.

Es importante que sepa que las ecografías no son procedimientos invasivos y por lo tanto no dañaran de ninguna manera al futuro bebé. Al contrario esto ayudará a crear lazos psico afectivos entre los padres al momento realizar la primera ecografía.

Deja un Comentario